Seleccionar página

Si eres una persona anti statu-quo, comprendes el circo que nos han montado bajo la etiqueta de “sociedad” con todo tipo de reglas, convenciones y creencias sin sustento, comportamientos rebaño y normalidad aceptable; probablemente te cuestionas muchas cosas y siempre estás en búsqueda de verdades sin fanatismos ni filiaciones políticas, religiosas, patrióticas o similares que le impongan cadenas a tu manera libre de pensar. Quizá disfrutas el humor chispeante, inteligente, cáustico e irreverente o al menos te identificas con quienes son así, y tal vez las personas que mejor te conocen, opinan que practicas el pensamiento crítico y a la vez irónico, ese que aporta un punto de vista creativo que ayuda a descubrir con sonrisas de complicidad, la capa ridícula de cualquier tema. Aunque admites que hay grandes avances movidos principalmente por la tecnología y la ciencia, a veces piensas que el ser humano está retrocediendo y siendo manipulado cada vez más. Una buena noticia: Eres una persona que ya captó que el universo Orwelliano es una realidad distópica de nuestra época.

Para ti, amable lector o lectora, es este blog.

Te prometo que no trataré de adoctrinar o influenciar a nadie, y que haré lo posible para que mis escritos sean saboreados como tentempiés, a veces con algo de humor negro, otras, como simples reflexiones nada empalagosas, entradas sin cerrar, temas en continua construcción. 

Si eres una persona anti statu-quo, comprendes el circo que nos han montado bajo la etiqueta de “sociedad” con todo tipo de reglas, convenciones y creencias sin sustento, comportamientos rebaño y normalidad aceptable; probablemente te cuestionas muchas cosas y siempre estás en búsqueda de verdades sin fanatismos ni filiaciones políticas, religiosas, patrióticas o similares que le impongan cadenas a tu manera libre de pensar. Quizá disfrutas el humor chispeante, inteligente, cáustico e irreverente o al menos te identificas con quienes son así, y tal vez las personas que mejor te conocen, opinan que practicas el pensamiento crítico y a la vez irónico, ese que aporta un punto de vista creativo que ayuda a descubrir con sonrisas de complicidad, la capa ridícula de cualquier tema. Aunque admites que hay grandes avances movidos principalmente por la tecnología y la ciencia, a veces piensas que el ser humano está retrocediendo y siendo manipulado cada vez más. Una buena noticia: Eres una persona que ya captó que el universo Orwelliano es una realidad distópica de nuestra época.

Para ti, amable lector o lectora, es este blog.

Te prometo que no trataré de adoctrinar o influenciar a nadie, y que haré lo posible para que mis escritos sean saboreados como tentempiés, a veces con algo de humor negro, otras, como simples reflexiones nada empalagosas, entradas sin cerrar, temas en continua construcción. 

Share This